ALERTS

Una visión para el futuro: la Siguiente América

El futuro de Estados Unidos depende de las personas a las que acogemos hoy. Somos una nación construida por inmigrantes. Pero nuestras leyes de inmigración no han podido seguir el ritmo de un mundo cambiante. Hoy en día, más de 11 millones de indocumentados viven dentro de las fronteras de Estados Unidos. Son una subclase inmensa y vulnerable. Durante más de 20 años, su número creció porque nuestro gobierno no pudo hacer cumplir sus propias leyes. Las empresas exigían mano de obra barata, y los indocumentados estaban dispuestos a trabajar por bajos salarios. No hay camino claro que puedan seguir para ser aceptados por el país que depende de su trabajo. Esto es injusto. Para que la Siguiente América prospere debemos renovar nuestro compromiso con los principios que siempre han hecho esta nación excepcional.